jueves, 8 de enero de 2009

IMPOSIBLE PERMANECER IMPASIBLE



El problema de Gaza se me antoja tan complejo, profundo y enraizadazo que me quedaría grande poder discutirlo desde un punto de referente político e histórico; pero como persona pacífica y amante de la Paz, la Libertad y la Igualdad, no puedo hacer otra cosa que condenar con rotundidad la desproporción con la que está actuando el gobierno israelí. No me vale el argumento que positiva su acción con la que se nos quieren meter los dedos en los ojos, justificándose con Hamás, que dice luchar para la liberación de Palestina y lanza cohetes de forma continuada a su país y que deben hacer frente y proteger a sus ciudadanos.

Sin ser políticos, ni sabios conocedores de la Historia que les ha llevado a estar en eterno conflicto, no podemos hacer otra cosa que condenar unos actos que están llenando la mesa de muertos, porque cada uno de los caídos hace más peso para acercar al pueblo palestino a la violencia y para imposibilitar el camino hacia la Paz. Me valgo de la frase de Gandhi, “no hay camino para la paz, la paz es el camino”. El diálogo es la única vía para arreglar un conflicto, las balas rompen el silencio tan necesario para poder escucharnos.

Así como nuestro primer impulso ante un peligro es el de sobrevivir, también lo es agarrar al niño y al desvalido para protegerle. Los desfavorecidos son los palestinos que están pagando, injustamente, por la incomprensión que violenta a los dirigentes que les están llevando a morir.

No hay justificación posible para un acto tan extremo como el que está realizando el gobierno sionista, máxime cuando han sido ellos sufridores del exterminio indiscriminado. Bombardear indiscriminadamente colegios y hospitales… eso no lo justifica nadie por más razón que se pretenda tener. La violencia genera violencia; juntamos hambre, incultura y represión brutal, es como si el mismo Israel pusiera en brazos de los niños que mañana serán hombres el fusil con el que les dispararán.

“ ….pero de cada niño muerto sale un fúsil con ojos,
pero de cada crimen nacen balas,
que os hallarán un día sitio en el corazón…”, Pablo Neruda

3 comentarios:

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola, buenos días:

Que dificil es casar el nombre de tu bitácora "ALEGRÍAS", con el sufrimiento de las gentes que viven en Gaza.

Parece que la Comunidad Internacional comienza a darse cuenta del problema pero...Para mí, nuevamente ha quedado claro que la ONU/Consejo, Liga Árabe..etc no están por la labor de solucionar el problema.

Cierto es que Hamas es una organización "impresentable", por decir algo. Pero, lo más inquietante es que los israelitas den por buena la acción de su ejército y de sus líderes políticos.

Mientras que en esa zona del mundo se viva en el miedo y el odio, poco se avanzará.

IBE dijo...

Precioso artículo con el broche final de la cita de Neruda. Yo también he sido siempre más partidaria de hacer el amor y no la guerra y del triunfo de la diplomacia que acalle el sonido de las armas.

BHA dijo...

Hola:

Me sumo a cuanto dices y coincido con IBE y, como no podía ser de otra forma con el compañero Chema.

Hoy hay una manifestación a las 20:00 sobre este lamentable conflicto, creo que sale de la Glorieta del Doctor Zubía.

Nos veremos.