martes, 13 de enero de 2009

LIBERTAD PARA SER Y PARA DECIR



Libertad de expresión, suena tan grande, tan amplio y majestuoso; libertad de ideas, pensándolo se me hace inmenso, infinito.

Porque poder pensar lo que quieres, poder tener tus propias impresiones y opiniones y, para mayor regocijo, poder decirlo, poder gritarlo: ¡es la leche! Y he oído, tantas veces, a los que vivieron la censura, que me cuentan cómo se tenían que morder la lengua, el ahogo que sentían, la sensación de no poder por dentro, el estrangulamiento de la propia razón…

Te imponían una Historia que ellos mismos habían “interpretado” y escrito a su manera; cerraron nuestro país a las nuevas corrientes tecnológicas, médicas, culturales, ¡cualquier innovación que les colocase en una postura incómoda!; censuraron películas, pinturas, libros, canciones que pasaron a ocupar un lugar privilegiado en la cultura por su riqueza, su belleza y/o su importancia; si pensabas algo ajeno a lo que ellos te estipulaban, mejor no se lo contaras a nadie si no querías tener problemas. Su política de enseñanza era, meramente, un lavado de cerebro en toda regla, querían crear gentes con mente cuadriculada en la que no entrase más que lo que era útil para el sistema.

No tenías libertad para desarrollar tu propia libertad y, aún así, si no habían conseguido meterte dentro de su molde y conseguías poder pensar diferente…, no podías decirlo, no podías expresarte, ayudar a otras personas, no tenías libertad para poder decirlo.

Menos mal que llegó la Consti, la democracia, la legalización de todos los partidos políticos y sindicatos y la libertad para poder disfrutar de todo.

¡Qué jamás tengamos que volver a vivir la censura y la incapacidad como ente único que somos cada uno!

Foto: Aladublán

7 comentarios:

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola ALEGRÍAS:

Un país en blanco y negro. Un país que cambió gracias a una concanetación de generaciones que pudieron hacer el cambio (reforma), aunque no la ruptura. Algunos no llegaron por edad, enfermedad o asesinato a verlo. Pero nosotros si.

Por eso, algunos de nosotros creemos y ponemos como primer valor la LIBERTAD y con ella, todas las libertades desarrolladas democráticamente como no puede ser de otra forma. Libertad de expresión, de sindicación de empresa....Libertad que no hay que confundir con falsas disciplinas de agrupaciones plurales que ha hecho posible nuestra España democrática.

Anónimo dijo...

Querid@/s bloguer@/s:

Quiero interpretrar su artículo como contrapunto al envenenado domingo bloguero que han tenido entre ustedes. Veo que se identifica con la corriente más radical del socialismo de La Rioja. Me parece bien. Usted/s sabrán. Pero en mi opinión, el sector crítico del PSOE sigue siendo minoritario y por mucho que critiquen a sus dirigentes(véase el caso de la manifestación del pasado viernes), estos no van a acudir por mucho discurso radical/progresista que hagan a la pancarta con gentes que finalmente ni votan.

Personalmente aplaudo su posicionamiento crítico, aunque me temo que la gran mayoría de socios al PSOE siguen creyendo que la moderación al límite es lo mejor, eso sí adornado con crícas al presidente del Gobierno de La Rioja, por aquello de cumplir.

Les aconsejo, con respeto a todos ustedes: MÁS CALLE de la que hacen.

Y a los señores José Buzarra, Fernando Martínez, entre otros, bien está que critiquen a sus políticos, pero ¿por qué no se meten a política?

Afectuosamente

Fernando Martínez López dijo...

Me parce muy adecuado tu comentario porque fue una época muy dura y que felizmente superamos, toda aquella generación dio todo lo que pudo para traer la libertad para todos y creo que mereció la pena. Me ha parecido leer que me viste en la manifstación y te dio verguenza venir a saludarnos. Oye que somo muy pedestres y muy normales. No te conozco personalmente pero por tus idea me hago una idea y por supuestísimo que me encantaría darte una abrazo y conocer quién está detrás de tan elocuente título de blog.
Y al señor anónimo sólo le puedo decir ¿quién le ha dicho a usted que no estoy metido en política? Normalmente estoy en proyectos de cooperación por cualquier rincón del mundo pero llevo afiliado y militando en el socialismo riojano 33 años. Ahora bien si lo que usted se refiere es a ocupar cargos me temo que para mí sería un suplicio, estuve en responsabilidades políticas hasta el año 1999 y desde entonces , y más desde el 2006, me dedico a Proyectos de Cooperación al desarrollo en países del tercr mundo.
y lleva razón en una cosa...un político necesita la CALLE y todos, absolutamente todos, pierden un poco el pie de calle en cuanto ocupan cargos electos. Pero si lo dice usted por nosotros, yo no he dejado de pisarla nunca.

alegrias dijo...

¿Radical?,lo que soy es crítica, por supuesto, pero ¿por qué tiene que considerarse radicalidad?
¿Qué extremismo puede entenderse de pedir a mis representantes del partido que se mantengan fieles a sus siglas?
¿Se ha parado a pensar las desigualdades que hay todavía en nuestro país? Jamás había conocido a ninguna persona por debajo de los 50 años que no supiera leer y escribir, jamás repito porque yo a ésto le doy una importancia radical, mire usted,ahí sí. Pues en Ciudad Real he conocido a personas de mi edad que son ANALFABETOS (yo tengo 31 años)porque han tenido que trabajar desde los 12 años porque sus padres eran pobres.
No hablar de las condiciones laborales que "disfrutan" mis hermanos pequeños, que les digo que se sindicalicen, que luchen y se enfadan conmigo,¿qué quieres que nos echen nuestros jefes?,¡se tienen que comprar hasta el uniforme y tienen contratos de día en día!; no señor lo que quiero es que no os exploten. ¿Cómo están los salarios y los despidos, hoy en día y como estaban hace 10 años? ¿Por éso soy radical?
Personas mayores que viven como perros en la auténtica miseria,he visto como viejitos se han quedado con lo que me quita el frutero para tirarlo¿Soy radical por qué me puede el ver a mis mayores rebuscando entre la basura de la plaza, cuando han pasado toda su vida trabajando como desgraciados? ¿Me dice usted que soy radical por qué me pongo mala viendo a gitanillos de mi barrio que están todo el santo día en la calle porque sus padres están trabajando de sol a sol? ¿Me dice usted que soy radical porque me quejo de que mis políticos se estén olvidando que el socialismo es el pueblo?
Defiendo lo que me enseñaron los que sufrieron la persecución y represalia, cárcel, torturas y muerte por defender la libertad y la igualdad para, por respeto a su lucha y a su vida, lo que no puedo consentir es que lo que se consiguió no sepamos mantenerlo.
La familia no es familia si no somos sinceros y no nos damos un tironcito de orejas, de vez en cuando, cuando entendemos que algo no va bien.

Fernando Martínez López dijo...

Ahora sí te voy a contestar. Tras lo que le has escrito a un anònimo que parece que olvidó que esa libertad por la que peleamos fue precisamente para que nadie tuviera que ocultar su identidad por sus opiniones.
Mira ALEGRIAS, a mí , a esta alturas me emocionan muchas cosas pero hay pocas que me llmaen la atención tanto como la vehemencia que pones en defender lo que debería ser obvio y la desigualdad sólo se pude combatir y ganar desde la LIBERTAD. Todos los socialista que estuvimos en aquella época lo sabemos muy bien y por eso la valoramos tanto. Ni fue un regalo ni es eterna, siempre intentarán cohartarla bajo argumentos civilizados que siempre esconden intereses mezquinos, los que prefieren vivir de ella que con ella.
Nos detuvieron, vejaron,humillaron, agredieron, degradaron y al final la recuperamos para TODOS, hasta para cualquier cavernícola que abomine de ella, es su grandeza.
Y sabes por qué lo digo ¿verdad?...porque leyéndote 32años después veo en tus líneas que MERECIÓ LA PENA.
El radicalismo no está ni en nuestra ideas ni en nuestras expresiones, suele estar en el conformismo conservador de los ojos que nos leen y los oídos que nos escuchan.
Un abrazo

Isabel dijo...

Estimada Alegrías:

Me parece muy interesante que saques el tema de la importancia de la expresión en la sociedad democrática.

Para que se produzca una auténtica comunicación tiene que haber intercambios sinceros de ideas. Si sólo expresamos lo que "los jefes" quieren oir, no nos estamos comunicando de verdad, estamos haciendo "la pelota" y así, basándonos en la mentira, se dificulta la evolución positiva de la sociedad.

Por desgracia hay gente que confunde libertad de expresión con libertad para insultar.

Utilizando el anonimato que ofrece internet demasiada gente insulta y ataca, no deben de tener suficente cabeza para organizar sus ideas y expresarlas sin insultar o será que se ponen demasiado nerviosos...

Un afectuoso saludo.

IBE dijo...

Me he sentido tan identificada contigo, defendiendo nuestras ideas frente al anónimo, con tanto ímpetu que se te amontonaban las ideas y que parecía que te lo querías "comer con patatas". Es obvio de donde vienen los comentarios y no es de la derecha, precisamente, y eso es lo triste y que tú has visto a la legua: como muy bien dices,la familia no es familia si no se puede dar un tirón de orejas cuando se cree conveniente y eso es lo que no se permitió al sector crítico en su momento. Es mejor y más fácil, como dice Nano, vivir en el conformismo conservador que nos hace seguir "calentando el sillón" hasta que nos echen o nos vayamos por una mejor oferta en el sector privado. Menos mal, que el tiempo pone cada cosa y a cada cual en su sitio y los que tenemos y valoramos las ideas siempre seremos LIBRES.