lunes, 5 de enero de 2009

RAZONES DE PESO PARA AGUANTAR LA NAVIDAD


Llegó la Navidad, “Fun. Fun. Fun.” y, se sea cristiano o no, por obligación te tienes que comer unas vacaciones que, posiblemente, hubieras querido posponer a otro momentito. Pero tiene cositas buenas, lo mejor que toda tu familia, aunque viva en San Petersburgo, tiene vacaciones a la vez y, con pasta, disposición y sitio, os podéis juntar, sin poder presentar ninguna otra excusa que no sea un temporal de frío y nieve.

Luego está la Lotería de Navidad, todos los españolitos con la radio puesta en el curro para poder volver a celebrar que el gordo a caído en buen lugar, donde haya habido alguna catástrofe o en una zona deprimida económicamente. Tras un sonoro suspiro ,a mí me embargan dos sensaciones: la primordial es de optimismo por ver la gente a la que se le arregló la vida; después me sobreviene el suspiro de tranquilidad, otro año que pasa con mi viejo coche y pagando a duras penas la hipoteca pero soy de las que me conformo con poco, con seguir teniendo la capacidad de soñar utopías, luchar por lo que creo justo, tener a mi gente a mi vera y poder tener salud para seguir escribiendo y dar de comer a mi churumbel.

Todos nos volvemos algo rojos de repente, sea cual sea nuestra ideología ¿os habéis dado cuenta? Nos entra un ataque de generosidad con los primeros polvorones que se ponen en el súper. Surge la imperiosa necesidad de hacer feliz a los que nos rodean y que los que no tienen, tengan para celebrar las fechas. Algunos ricachones hasta se dejan ver en la televisión y la prensa escrita, llevando juguetes a los niños desamparados y enfermos; se les cantan villancicos a los viejines en el asilo y algunos de ellos ¡hasta cenan con sus hijos! …

Hasta el consumismo contra el cual luchamos habitualmente, es merecedor de un trozo de roscón de Reyes; ¿habéis pensado los puestos de trabajo que se crean en Navidad?

Y con los Reyes y Papá Noel, los arbolitos, belenes, panderetas y demás historias, nos llega la inocencia, la ilusión y la alegría con las que nos contagian los niños, que consiguen romper la guardia hasta del más agarrado abuelito devoto de la Virgen del Puño Cerrado (no confundir con Virgen Roja, que para estas cosas no se permite semejante color).

Pero lo que más “ilu” me hace a mí este año, permítanme que me ría: JAJAJA, todos le haremos caso a ZP que nos ha pedido que “rule la guita”, que se active el comercio para intentar combatir la crisis. Porque no dudo que más de uno llorará pensando en las palabras del “Presi” pero no tendrá narices de dejar a la parienta sin su regalo.
Foto:Aladublan

3 comentarios:

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola Alegrías:

Y toma ya que guindillas más alegres. Aunque no te lo puedas creer hoy he comido una de ellas, pero de las verdes.

Bueno, esta mañana casualmente he visto a los Reyes Magos a la altura de la gasolinera de Vara de Rey. Venían a toda máquina del campo de las Gaunas. He tenido que parar para dejar pasar a sus Graciosas Magestades. Luego, cámara digital en el bolsillo he ido a fotografiar el monumento a Melchor Gaspar y Baltasar.

Espero que don Pedrone no le de por suplantar algún año de estos (largo lo fio), a los Magos de Oriente. Sólo nos faltaba eso y le de por darnos más "regalitos", amparándose en que es una cosa "celestial".

Veremos.........

Se me olvidaba, precioso artículo.

Ciaooooooo

alegrias dijo...

Muchas gracias por el comentario.
Yo tengo guindillas de las verdes en vinagre, que este año me he sentido muy riojana y he hecho las conservas yo mismita (un alegrón terrible por hacerlo yo y no tener que comprarlo,jejeje) La próxima vez que nos veamos te llevo un tarrito, si te gustan.
A mí ya me han hecho la visita en casa, "Los Majos" y entre alguna cosilla, me han obsequiado con "La mujer del Maquis", que cuenta las vivencias de los maquis en mi tierruca original y que hacen referencia a la familia de mis abuelos, lo cual me hace mucha más ilusión.
Estoy contenta, mira tú, que estos tres vivarachos saben de mis gustos y me han ahorrado comprarme el libro.
Otro más a mi colección particular de libros de la Guerra y posteriores represalias...
A mí también me da "yuyú" que a Pedrone le dé por "picar más alto", tanto como para ponerse corona... pero creo que, de momento, lo único con lo que se va a contentar es con tocarnos la pandereta un año más.... AYYYYYYYY.

IBE dijo...

Artículo muy chulo: como se esperaba dp de tu primera entrada(yo lo sabía).Ahora nos queda la terrible cuesta de enero además empezando a "tirar del carro".Por cierto, comparto contigo el gusto por las guindillas (no se si por riojana o por rojilla)aunque intuyo que por "tierruca" tienes vena cántabra y por las lecturas y cine de guerra y postguerra. Buen comienzo de año.