martes, 6 de enero de 2009

RÉQUIEM POR MI HADA



Dicen que no existen las hadas pero yo conocí a una. Me tocó en el colegio la suerte de tener una amiga así, con un alma tan pura, maravillosa y sensible que no pudo soportar la cruda realidad y acabó refugiándose en la heroína.

Atrás quedaron nuestros debates eternos acerca de la anarquía, el comunismo, el socialismo, el capitalismo, la religión y sus adorados Sex Pistols. Pero cuando aún no había cumplido los catorce años todos nuestros sueños se fueron a la mierda con su primera jeringuilla; ya no podría ser aquello de cambiar el mundo juntas, ni volveríamos a ir a todas manifestaciones para la paz a las que acudíamos con nuestra profesora de Ciencias Naturales, que además era monja.

La vida pudo con su alma y la droga y el sida pudieron de una vez por todas terminar también con su cuerpo. Ya no volverá a recorrer el mundo con sus pies descalzos y, si realmente existen, los demás ángeles habrán lavado sus pies negros.

Y no estoy triste porque ahora, limpia de cualquier dependencia, su alma ha vuelto a los sueños de los trece años y permanece junto a mí, insuflándome su alegría, su ingenuidad, su honestidad y su fortaleza cuando la mía se me agota.
Foto:Aladublan

5 comentarios:

José María (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola ciberfamilia:

Hoy me ha venido a la memoria la visita d emi padre que nos hacía por la mañana del 6 de diciembre. Objetivo ver la cara de satisfacción de su nieta. En fín, hace casi cuatro años que su visita ya no se hace. Seguro que hoy, habría puesto cara de no saber qu es eso de la wii.

Por cierto, bonita fotografía

alegrias dijo...

¡Son las vistas desde la ventana de mi casa!
Sí, son malas épocas las Navidades, se recuerda con mayor enfásis a las personas que ya no están.
Mi hada y yo recibimos de regalo un pañuelo palestino, cada una; mi madre se lo pidió a los RRMM para nosotras.. Y a cuento de todo lo que está pasando en Gaza y con el día tonto que se me pone cuando me acuerdo de ella...
En fin.... Un saludo

IBE dijo...

Preciosa entrada y bucólica vista desde tu casa.Todos evocamos a los seres queridos en estas fechas. Un abrazo.

Fernando Martínez López dijo...

Conozco las drogas desde hace 45 años tanto por motivos profesionales como por vocación y no te voy a hablar de ellas. Sé lo que es la adicción y cómo actúan...
Pero con el título de tu blog voy a intentar sacarte una sonrisa porque tú y tu alegría que acompaña a tu forma dse ser no es sólo cosa tuya. Siempre somos un poco lo ue vivimos y me da que parte de tu forma de ser te la hizo tu amiga. O sea que esa hada que te acompaña eres tú misma cuando te ríes a no ser que seas como yo a tu edad, más tonto que los chanchos de Remedios que eran dos y cada uno quería dormir en medio (en sudamèrica un chancho...es un cerdo). Pero mis amigos me fueron puliendo la tristeza de su pérdida con lo mejor de su carácter y ahora soy un cachondo mental que se ríe casi siempre del poder y los poderosos.
no es que sólo se viva una vez, simepre se vive un presente constante con lo mejor que hemos tenidop, tenemos y tendremos, basta con ordenarlo y disfrutar.
(A que te has reído con lo de los chanchos?9
Pues eso.

alegrias dijo...

¡Sí que me he reído con lo de los chanchos!, en Santander se les llama chones, ¡cómo dormir con un chon debajo el brazo!,jajaja.
Las drogas me han llevado a tres de mis amigas.Eramos cuatro, dos menos únidas a mí, pero ahí estábamos. Ahora solo que yo, la única que se levantó cuando aquel muchacho nos las ofreció.Yo solía ir con el grupo de la parroquia y de las JOC a ayudar en Proyecto Hombre, quizás por eso ví de cerca el problema y a la hora de decidir lo tuve más claro,no lo sé...
¡Claro que mi hada forma parte de mi forma de ser!Estoy deacuerdo contigo, todas las personas que se van no lo hacen del todo, con los que nos quedamos quedan las semillas que dejaron plantadas. Las de esa niña eran de buena calidad, de buen café, de ese que te despierta, te anima y que tiene el sabor y el olor más ricos del mundo.
Un saludo y muchas gracias por tu comentario, por los de todos.