lunes, 16 de febrero de 2009

2ª ENTREGA DE CAZA MAYOR



Esperanza Aguirre, en el 83,pega su definitivo salto a la política,llegando al Ayuntamiento de Madrid con Coalición Popular. En el 87 ingresa en AP, su carrera, hasta ahora se halla dentro del Ayto. Madrileño, con diferentes concejalías y cargos. En el 96, después de ser nombrada miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido,en la Elecciones Generales celebradas en el mismo año, es candidata y posteriormente nombrada senadora por Madrid. Aznar la otorga la Cartera Ministerial de Cultura . A grandes rasgos pero nos pone en situación. Durante su “reinado” en Cultura, fue famosa por sus gazapos, prueba de su esmerado conocimiento de la cultura española.
En el 99 es sucedida por Rajoy en el ministerio; y acaba siendo la 1ª mujer Presidenta del Senado. En 2000 repite elección y renuncia para presentarse a las Autonómicas de la Comunidad de Madrid, de la cual es Presidenta desde el 2003, cuando después de la polémica deserción de los socialistas Tamayo y Sáez, en el debate de investidura de Rafael Simancas (PSOE), a petición de la propia Aguirre, hace que se repitan las elecciones, obteniendo mayoría absoluta, para convertirse en la 1ª mujer presidenta electa de un Gobierno Autonómico.

¿Qué es el “tamayazo”?No fiándome de mi memoría prodigiosa... o no tanto... La información que paso a trascribir lo he sacado de las hemerotecas de los periódicos de más tirada nacional. Ahí va:
El 10 de junio del 2003, en el debate de investidura del elegido Presidente de la Comunidad de Madrid, el socialista Francisco Cabaco, tanto Tamayo como Sáez se ausentaron de la Asamblea a fin de que el socialista no pudiese obtener la mayoría de votos necesitada para su investidura. Es nombrada la popular Concepción Dancausa. Al día siguiente el PSOE denuncia conspiración por motivos urbanísticos y económicos.
El 15 de junio transcienden los contactos telefónicos de Tamayo con dirigentes del PP, contra los que la Fiscalía de Madrid se querella por una operación urbanística en Alcorcón; cuatro días más tarde, el fiscal jefe de la Fiscalía Anticorrupción, pide permiso al Fiscal General del Estado para abrir diligencias para investigación de la “deserción” de los dos diputados electos.
Simancas anuncia su intención de optar por la Presidencia de la Comunidad de Madrid y pide la renuncia de Tamayo y Sáez, argumentando que no gobernará con sus votos, ya que en días anteriores estos dos... habían publicado su intención de apoyarle. El 28 de junio, Rafael no consigue su propósito ante la abstención de las dos joyas del momento.
El 3 de julio el Tribunal Supremo no admite a trámite la querella del partido socialista hacia los “inspiradores y conspiradores” de los hechos y el 10 de julio queda abierta una Comisión que intentará esclarecer la maquiavélica trama. Aquello fue un escaparate deprimente y no menos sucio que la trama en sí y tanto Tamayo como Sáez, impiden con su voto en contra, que se aprueben las conclusiones del mismo....
Tras las nuevas elecciones, Aguirre, fue nombrada Presidenta de la Comunidad de Madrid y poco después negó cualquier relación de su partido con los tránsfugas y declaró:
“Mire, que se investigue lo que haya que investigar -ha dicho Esperanza Aguirre-. Éste es un problema del Partido Socialista con el que siempre nos han querido vincular. Es imposible que nos vinculen, porque no tenemos nada que ver con ello".
Aparece en escena un sr. llamado J.A. Expósito, que narra como el día 27 de mayo del 2003, le llama por teléfono un alto cargo de una empresa de seguridad que le comunica que recibirá una llamada para ofrecerle “un trabajo”. A los días se confirma ese contacto telefónico.
El escolta escribe en una nota que posee la Cadena Ser: “Sobre media mañana me llama una persona para un familiar suyo, pues teme que le pueda pasar algo; cuando le pregunto qué teme (…) me comenta que en los próximos días se producirán unos acontecimientos en Madrid y que la mayor parte del tiempo el señor al que hay que proteger estará en un despacho".
Pocos días después recibe el encargo de vigilar y proteger a Tamayo y Sáez, que se ocultaron en habitaciones de hotel reservadas a nombre de empresarios de los sectores de la construcción e inmobiliario.
Ante la policía y el juez, el escolta nombra a Dionisio Ramos, gerente de la Universidad Complutense y ex-alto cargo del PP en Madrid. Tras estas declaraciones, J.A. Expósito cambió de abogado en el último momento, antes de declarar ante el juez en el juicio por estos hechos y la Cadena SER hizo pública que empresarios afines a la Aguirre le habían contratado: el presidente de Intereconomía, Julio Ariza, editor de varias publicaciones de ultraderecha.
Después, el silencio. Aguirre rellenó el vacío con su omnipresencia. ¿Hasta que punto se mantuvo totalmente a la sombra de los acontecimientos? Ahora intervendrán los “comentaristas”, gracias de antemano.
Foto: Aladublán
Siguiente entrega próximamente...

5 comentarios:

IBE dijo...

Bueno, bueno, como se pone el Diario de la Espe/Matahari. Ya estoy esperando la próxima entrega. Igual desconocía los mínimos de los mínimos de la Cultura de este país, pero va a resultar que de tramas sabe un rato.
Ya decía Adolfo Suárez que en Madrid se encuentran las cloacas de la política, pero a ver si cuando las limpien no nos salpican al resto.

Fernando Martínez López dijo...

Y es Madrid que tiene un problema. Es como Fort Knox pero en comisones. Dijimos que descentralizamos el estado pero si sacásemos de Madrid todas las sedes centrales de empresas y bancos españolas (y con ellás lógicamente el IVA que allí se paga)arreglábamos el tema en buena medida. No digo que se iba a acabar la corrupción pero sí iba a estar más controlada ( o por lo menos repartida...y limitada). Lo de nuestros diputados fue un reflejo de lo que ha sido el partido siempre en Madrid, un problema (lo dijo hasta Tarradellas en 1977 y se remonataba con ejemplos hasta 1925 año en que muere pablo Iglesias...y era cierto) casi insoluble (me gusta el de ahora)...
Pero lo de tu artículo amiga y compañera...chapeau. Así se hace investigación política...y espera las conclusiones.
Pero te juego un disco de Quilapayun a que no dimite ni Esperanza, ni Rajoy ni ningún gerifalte?...y rajoy no ha mentido, el partido nacional del Pp no se ha llevado ni un duro, pero sus sucursales...que lo mantienen ni te cuento. Más viejo que la tos y lo inició Zaplana.

alegrias dijo...

Una vez leí una frase de Zsa Zsa Gabor que se me quedó a hierro grabada..."La mujer no retrocede jamás y cuando lo hace es para coger carrerilla",jajaa. ¿Tontería? puede, pero a Aguirre la viene al pelo...ni de coña se me pasa por la mente que dimita.. vamos... antes dimite Rajoy, pufffff. Lo que no tengo tan seguro es que al final acabe cayendo...porque las bombas le están saltando por los aires a todos sus compis, ¿va a ser ella la única superviviente?, jo.. creo que ya ha tenido demasiada suerte, esta vez no las tiene todas consigo. Caerá porque a mí todo este pastel huele, entre otras cosas, a "plan renove", ¿no será que esta es la única salida que han tenido para quitársela de encima?
No creo que haya sido la única ni la primera en dilucidar lo que escribo.
Saben que "antes muerta que sencilla", ahora mismo se ha atado a la silla con cuerdas y loctite... Así que si cae.. se acabó su carrera política para la eternidad...¿No creéis? no sé... qué será???

ulises dijo...

Cuando se montaron un servicio de espionaje casero era porque algo se olían. Al taparlo todos los que vieron informes y dosieres son cómplices y por lo tanto imputables.
El hecho de no querer irse de la poltrona es una cuestión psicológica (la erótica del poder).
Habrá que ver en que acaba todo esto. Lo que no tengo claro es el papel que juega a escondidas el Sr. Gallardón.

alegrias dijo...

Gallardón, La Aguirre, Rajoy....¿quién da más?
y tan que casero... porque parece ser que han encontrado en un piso todo tipo de documentación.
jejeje, que te ha pillao con el carrito los helaosssssssss.
yo recopilando información para la 3ª entrega porque la verdad.... hay tanta caca que no sé por donde empezar a escribirlo todo.
Bueno, veremos el desfile de la tropa hacia la línea de fuego. A ver, a ver...