lunes, 11 de mayo de 2009

Nuestro 130 aniversario. ¡FELICIDADES!




Este año celebramos un cumpleaños especial: el 130 aniversario de la creación del Partido Socialista Obrero Español. Un bonito sueño que se consolidó en la Casa Labra, donde un grupo de amigos quisieron poner la puntilla en beneficio del proletariado explotado y cada vez más numeroso durante nuestra, un tanto tardía, revolución industrial y bajo la presión de una sociedad totalmente desequilibrada en derechos.
En estos días me he dedicado a leer lo que he encontrado acerca de Pablo, de su vida, como fue desarrollando su personalidad y fraguando sus ideas, como se convirtió en el fundador de nuestro partido y,sintiendo su obra a la mitad, entendió que la “derecha” era crear un sindicato dentro de la misma ideología pero exclusivamente para procurar solucionar los problemas de las trabajadores, asociarlos y reunirlos con la fuerza suficiente para poder luchar por sus derechos, sus familias y sus ideas bajo las siglas de la UGT.
A menudo me pregunta por qué de mis ideales socialistas y tantas respuestas tengo como carices quiera mostrar la interrogación. Para mí, socialismo, no se queda solo dentro de mi ideología política, es una forma de vida, de pensar y actuar para cambiar nuestro mundo por otro éticamente plural, igualitario y libre donde las personas prevalezcan como personas por encima de todo estamento político, familiar y social, no como clases sociales perfectamente estructuradas donde el grosor de la cartera o el apellido y lo bonito y genial que suene, establezcan las vidas y los derechos que cada uno deberíamos tener y disfrutar independientemente de cual sea nuestra procedencia, género, ideología política o religiosa o raza.
Establezco en mi vida mi idea del socialismo de la manera más certera que entiendo que llevó a Pablo Iglesias a realizar su trabajo, su empeño por la igualdad. Las ideas son para las personas y sobre todo el socialismo, su mismo nombre lo indica y ése es nuestro orgullo y nuestra bandera.
Como al principio decía, durante siglos, tras el declive del Imperio Español, nuestro país se colocó a la cola de las nuevas corrientes del mundo. Fuimos siempre detrás de Europa y ahora, en política social, nos hemos situado a la cabecera del mundo siendo modelo para muchos países.
A mí, desde luego, no me podrán quitar mi orgullo por ser socialista, española y sobre todo europea, por más que se dediquen a intentar cercenar el espíritu que ahora mismo mueve nuestro país y las puertas magnificas y grandiosas que estamos abriendo en pro de una sociedad igualitaria, libre, plural y progresista.
Celebremos nuestro aniversario recuperando la ALEGRÍA y OPTIMISMO, que merece. Crecemos, nos enraizamos y más que nunca estamos consiguiendo los objetivos por los que Pablo Iglesias fundó un partido por y para nosotros. Con orgullo me hallo dentro de unas siglas inmortales y solidarias y debemos celebrar la grandeza de nuestras miras.
¡¡FELICIDADES COMPAÑEROS!!
Foto: Enrique Dublán, alias Aladublán, el Armenio, jajaja.

9 comentarios:

Fernando Martínez López dijo...

Una compañero que es de los de alto grado en materia sindical y política me dijo en la´última cena que tuvimos que quién era esa compañera que mencionaba a Pablo Iglesias como "Señor Iglesias" (que amí también me hizo sonreir porque chirriaba..si te coje tu madre te mata) y yo le dije que eras uno de esos raros talentos naturales que aparecen por el partido cada cierto tiempo y que además contagiabas optimismo y ganas. Y me reafirmo, tú y 08 sois dos felices descubrimientos (a ella se le nota que tiene una cabeza muy bien amueblada) pero tú Alegrías tienes ese don natural que tienen los internacionalistas auténticos y socialistas naturales.
me imaginaba que habías leído poco de nosotros y nuestra historia pero a veces no hace mucha falta porque siempre tienes tiempo de informarte, lo que sí necesita un socialista es tener esa fibra natural de saber lo que es justo y lo que no.
Y para escribir todo lo que has escrito hasta ahora hay que tener unas cualidades innatas que el tiempo va a hacer que tengamos muy buena gente para el futuro que ya está aquí...
Enhorabuena por tu blog, rezuma la sinceridad del socialismo...y contagias y convences...que no es fácil.
Sólo uno he conocido yo en treinta y tres años con esas cualidades (es el maestro de Ivan y como buen socialista un cascarrabias inaguantable) pero con la verdad en el comportamiento político, sindical y laboral de un auténtico autodidacta, tornero por más señas...
Y la foto...genial.

alegrias dijo...

jejeje, el deje de santanderina me sale a veces sin querer, jejeje y en mi casa lo de señor se lo gana uno a pulso cuando ha sabido demostrar que ha tenido "pelotas" y Pau, las llevaba incorporadas de serie y muy bien puestitas, jejeje. Supongo que el haber mamado las ideas hacen que sean innatas. Más cuando por el "otro lado" eran totalmente las opuestas y las rechacé al momento, vamos...
La 08 es la caña, a su lado voy a aprender lo mío juás... y bueno Iván.. CASCARRABIAS ES POCO,jajaja.
Esta semana (creo) que me llega la última biografía que escribieron acerca de Pablo Iglesias, que se la he pedido a mi librero, jejje. Y bueno, ya me iréis recomendando lectura,jijiji.
Un abrazo y gracias por tus reconfortantes palabras. La verdad que vuestra experiencia es la mejor de las enseñanzas, sois los mejores maestros...

Fernando Martínez López dijo...

No si no me refiero a Ivan, me refiero a su maestro, un viejo sindicalista que es el que lo enciende con demasiada frecuencia. Ivan es muy inteligente (otra inteligencia natural) pero con una cabeza que parece maño...Es íntimo amigo mío y como te digo el que más sabe de socialismo de todos pero es tan inaguantable que, a veces, no se aguanta ni él.
Parece que sólo lo aguanto yo (e Iván) pero ESE, ese es nuestra historia socialista más reciente, ya te lo presentaremos, Chema va a saber de quién hablo.

Fernando Martínez López dijo...

Ese que te comento y del que un día escribiré, en los años 80 con una crisi peor que la de ahora, hicieron un ERE en su empresa y él era delegado sindical y por lo tento no podía irse al paro...pues bien cambió su puesto a un compañero casado para que pudiera mantener a su familia que le hacía mñas falta que a él. A ese le he visto llevar a casa sólo el 5% de su salario que le quedaba de lo que habían descontado en la empresa por ir al Ayuntamiento a sus deberes de concejal y no abrir la boca...le tuve que pedir yo al partido que le pagasen las diferencias porque apenas cobraba...
Esos eran los ejemplos que nos daban credibilidad entre los trabajadores y nos ayudaban a los compañeros a seguir luchando cuando más jodido estaba todo.

buzarra dijo...

Ahora no puedo entretenerme mucho con este artilúgio, pero creo que se refieren a FLORENTINO SANTAMARÍA VAL, "el Floren".

IBE dijo...

De "feliz descubrimiento" a "feliz descubrimiento". A ver si os enterais que me gustan demasiado los "dulces" y que además no me engordan, así que haced el favor de no regalarme más, que terminaré diabética perdida.

Alegrías has plasmado de fábula la esencia del socialismo, más que ideal, una forma de vida en todos los ámbitos y cuando te llena de pleno, hay que defenderla a capa y espada allí donde haga falta.

Después de la presentación de Mª Antonia estuve un rato de cháchara con Iván, Floren y Martín. Floren es genial, como una enciclopedia con patas, me estuvo dando consejos sobre lo de no pedir favores según a quién, como me decía en broma Iván. En fín, historia viva.

alegrias dijo...

IBE, es que ya vistéis que la niña mía no paraba quieta llegados a un punto, jejeje.Había fútbol y el Armenio no podía perdérselo y Lucía prefirió la cultura en estado puro,jajaja.
Un abrazo (espero conocer pronto a Floren)

Anónimo dijo...

Con objetividad, Nano, entiendo tu postura acerca tanto de IBE como de Graciela y es que razones no te faltan. Socialismo en estado puro.

la cabaña progresista dijo...

Vengo atraido por un grato olor y es que aquí se repira socialismo en estado puro. Es un ambiente plácido y cordial y defensor de unos valores que al revés que otros, tienden la mano. Da gusto leer las "historias del abuelo Nano" o la lucha sindical de tantos años de Chema, entre una mezcla de incredulidad por maravilloso, satisfacción y placer de leer a alguien cercano. Veo a Graciela de rojo, siempre de "colorao" con una "alegría" contagiosa dificil de eludir y a IBE tan real y sincera con una rosa en la mano gritando: "libertad, libertad".

LLevo estos días releyendo la biografía intelectual de Fernando de los Ríos de Virgilio Zapatero Gómez. De los Ríos me tiene enganchado y sumamente atraido. Habiendo leido a Indalecio o Largo Caballero, me emboba el que para mi es el mayor intelectual, pensador y humanista que haya tenido el PSOE en toda su historia. Algún día escribiré sobre él, cuando termine también de ler "El sentido humanista del socialismo".