viernes, 24 de julio de 2009

¡QUÉ COSAS!



Es curioso que haya sólo dos anuncios de detergentes en los que salgan dos tíos poniendo la lavadora,¡BIEN! Pero, ¿habéis visto el anuncio de los nuevos Predictor?, de momento seguimos embarazándonos solas. ¿No se preocupan de leer el test de embarazo contigo?, pues sí. ¿No entienden, los hombres actuales, la paternidad como un hecho en lo que se tienen que implicar a partes iguales?, pues sí y cambian pañales y dan biberones y dan purecitos y los llevan al pediatra y se levantan a horas intempestivas de las noche y se acojonan cuando lloran sin saber por qué...,por ejemplo.
Para venderte hasta un seguro te enseñan una teta; solo dos infelices ponen la lavadora; en los anuncios de coche sigue conduciendo mayoritariamente él y los tangos los bailamos nosotras a su son; ni por el forro ves a un hombre con fregona y, con rabia veo, que ante la ilusión de un posible bebé, no se ve a ningún futuro papá (lo cual reafirma también la “criminalización” de la mujer ante el aborto).
Espero que los publicistas se pongan las pilas porque la “maruja silenciosa” y el “manolo del sillón” están en extinción (haberlos los hay, pero cada vez son menos); en mi casa repartimos las tareas de casa por partes iguales y jamás nos hemos planteado que sea de otra manera y me consta que no somos los únicos. ¡Entérense, señores, los roles se están equilibrando!
Y mientras nosotros, en este mundo nos preocupamos por estas cosas, en Sudán detuvieron, la semana pasada, a trece mujeres por llevar pantalones y mientras algunas, por miedo, decidieron declararse culpables desde el primer momento y fueron azotadas por diez veces, otras que no han querido pasar por el aro y han contratado a un abogado se enfrentan a 40 latigazos. Os dejo el enlace de la noticia:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/latigazos/llevar/pantalones/elpepuint/20090713elpepuint_9/Tes
¡Entérense, señores, del desequilibrio del mundo!
FOTOGRAFÍA: ENRIQUE DUBLÁN

viernes, 3 de julio de 2009

Dos "Españas"

Hay dos Españas: la real y en la que creéis “los superpatriotas”, los que la defendéis como el Cid Campeador, contra el extranjero, que viene a quitarnos los dineros, el trabajo y los derechos; los que decís que somos el culo del mundo, que vamos a la deriva y que todo es un asco; los que paseáis vuestras banderas a la primera ocasión para demostrar a los demás que sois el verdadero valor del país. ¡Arriba España! y no confiáis en ninguna Entidad del Estado, lo privado, a golpe de cartera.¡España, una, grande y libre!, para lo que queréis. No hay nada bueno en lo Público pero el dinero Público sí, que os entra en el bolsillo como quien no quiere la cosa, que a los dineros no se le hacen ascos y nadie os puede decir nada, porque España es un país donde no hay ni ética ni moral ni Justicia, ¿por qué ibais a ser menos, verdad?

Machacáis el pundonor de nuestro país al no creer en lo que es capaz, al no aceptar los derechos de los gays, de las mujeres, de los inmigrantes y de todos los colectivos más desfavorecidos; veis una España que no existe nada más que a vuestros ojos y que vosotros mismos emponzoñáis con tanta corrupción y conspiración cutre y rancia; siempre con sospechas, con mezquindades, con amiguismos y nombramientos a dedo, siempre con nada, porque con esa actitud no se consigue nada.

España ha demostrado que ha sido capaz de sobreponerse y anteponerse a todo, amamos la Democracia y somos capaces de conseguir todo lo que nos propongamos, logrando hacer unos avances que los que habitan en la segunda España, creían imposible y siguen sin aceptar. Queda mucho por hacer todavía, pero somos una democracia joven y nos pondremos en el lugar que nos corresponde, nos lo merecemos y nos lo estamos currando; las bases están más que asentadas.

Neutralizaremos a esa España que no cree en sí misma, con sus complejos y sus miedos, tan “sutilmente” escondidos en un patriotismo despechado, como del que ha hecho gala el ex presidente de AVT al criticar las declaraciones de la viuda de Puelles: “No podrán con nosotros. Han matado a mi marido pera cada vez hay más gente como él”. Este señor dice que ella ha caído en el mismo idioma nacionalista que utiliza ETA y la criminaliza por unas palabras que no ha entendido, porque los habitantes de la España real vimos en su palabra un grito de esperanza para los que luchan por la democracia, para la paz y saben que han de trabajar para conseguirlo, como los veinte años que trabajó Eduardo Puelles contra ETA vestido con el uniforme que le llevó a la muerte, por defender la vida y la libertad de los ciudadanos amenazados por el terrorismo.

Se está hablando de creer en el lugar donde has nacido o donde has elegido vivir en completa libertad, amar la Democracia y la España que se constituye con nuestra Constitución. Cada español podemos elegir la manera de trabajar por ayudar a que siga siendo así y alguien tendrá que coger el uniforme para garantizarlo. Porque aunque soy antimilitarista, entiendo que mientras hayan factores que desestabilicen los derechos de los ciudadanos , la libertad y la paz, mediante la violencia y el asesinato, alguien tendrá que trabajar por estabilizarlo. Y me parece que hay que ser muy hipócrita y tener muy mala leche, para atacar así a una mujer que recién acababa de enterrar a su marido por querer habitar en esa España real, trabajando por un país, por el cual no nos partimos el pecho públicamente para que todos vean lo patriotas que somos, pero que sí nos partimos el lomo para tirarla hacia delante.

Porque no se confundan ustedes, los “Cides Campeadores”, no sacar la bandera patria de casa para cualquier cosita, no ser de derechas o no ser un tremendista, no implica no estar orgulloso de la parcela del mundo donde nos ha tocado nacer y mucho menos no creer en ella. España no es un trozo de suelo en el mapamundi, España somos todos, las personas que lo conformamos, para que ustedes lo entiendan: EL PUEBLO ESPAÑOL.