jueves, 23 de diciembre de 2010

El Martes me perdí por Madrid.

Este martes salí sola; tenía unos regalos pendientes (libros) y me encontré aprisionada en las abiertas calles madrileñas, en el tránsito de cientos de personas aglutinadas en la Procesión típica de estas fechas en las que, los pasos llenos de imágenes dolorosas, de flores y velas, bailadas al cante por saetas a hombros de humanos disfrazados de penitentes, con cucuruchos en la cabeza y aspecto tenebroso, trocan en pasos repletos de paquetes con papeles brillantes y lazos de colores, llevados por gentes sonrientes y estresados ante las fiestas occidentales del consumismo.

Y yo cargadita con mis regalos de cumpleaños, los que recién pasaron y los que me llegan el mes que viene y me sentí totalmente desilusionada ante unas personas que golpearon mi conciencia; miré mis libros y salí corriendo, huyendo de aquellas calles de plástico, papeles multicolores y del reflejo de las tarjetas de crédito.

Quise perderme por las callejuelas de Madrid, libres de consumo, calles y personas que me abrigaran en unos brazos que me recordaran a mí misma y me devolviesen la serenidad y la coherencia extraviada. Andé por lugares que jamás había visto, vacíos de adornos navideños, de figuritas vivientes de pastores cargados de regalos para "sus particulares Jesusitos". Respiré tranquila y me metí en una Taberna y mientras bebía una caña, escribí las dedicatorias en los futuros libros de mis amigos y me perdí de la Navidad descontrolada, leyendo a Ángel González.

Me eché a temblar y, cuando dí en la cuenta que no era de miedo, eché a volar de nuevo. Debía volver a aquellas calles iluminadas por mil bombillas de mil colores y me perdí otra vez, ciega, mientras el móvil sonaba en el bolsillo de mi abrigo. Llovía y me senté en la Puerta del Sol para contestar un mensaje, para respirar hondo y volver a encontrarme. La chiquillería con sus gorritos de Papá Noel y sus litronas, me miraba extrañada, con mi bolsita de Fnac y mi paraguas de lunares, tecleando en mi móvil, escribía y borraba, volvía a escribir; temblando.

Definitivamente la Navidad no me gusta, no creo en su espíritu y consumir por consumir me da asco; cada vez más las ausencias de quienes desaparecen de nuestras vidas y de otras que tienen el maldito propósito de no terminar de hacerse presente en ellas. Así me es imposible ser la habitual "Alegrías" y aunque quisiera mandaros una maravillosa felicitación de Navidad, la coherencia con mis ideas no me dejan, tan pesimista que se me ha vestido mi habitual positivismo.

Pero por lo menos quiero haceros llegar mi deseo para que este 2011 sea feliz para todos y comience con las personas que más queremos.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Día de los Derechos Humanos, gris

Hoy es el Día Mundial de los Derechos Humanos, lo quisiera celebrar pero haciendo un repaso de lo que acontece en el Mundo es complicado hacerlo, si bien se seguirá defendiendo hasta donde a una le lleguen las fuerzas.

La crisis en el planeta: la represión que está haciendo el Neoliberalismo con los países, haciendo que todos nos ahoguemos en su reinado absolutista y la incapacidad que tenemos de hacerle frente, aún cuando hemos visto a dónde nos llevó, aún cuando vemos que al momento que levantamos la cabeza nos la vuelve a aplastar, ¡parece que nos da igual y seguimos siendo borregos tras del pastor!

¡Qué complicado es manternerse optimista cuando ves que tu gobierno también asume esa incapacidad para oponerse!¿Qué les explicamos a los que levantaron la papeleta para darnos su confianza, ahora que estamos recortando políticas sociales? Recordemos que la primera gota fue la Reforma de las Pensiones, después el "cheque-bebé", acto seguido la Reforma Laboral (que todavía no pasó por el Pacto de Toledo, deacuerdo, pero que pasará y se aprobará porque, presumiblemente, el PP apoyará las medidas en contra del trabajador y a favor del empresario), ahora quitan la ayuda que se venía dando a los desempleados sin derecho a subsidio. ¿Después qué?

Soy totalmente consciente que todo esto viene mandado desde la CE, pero no podemos consentir que las políticas emprendidas por Merkel, Sakorzy y sus seguidores de la derecha más rancia que ahora mismo gobierna en Europa, se apropien del hacer que hasta entonces había estado llevando a cabo nuestro Gobierno.

Y sigo pensando que debemos levantar la cabeza, de una vez por todas, y mirar la realidad de la sociedad española y retomar una política coherente, ¡hacer frente al absolutismo de los Mercados y demostrar que otro camino es posible!

No quiero irme muy lejos, no quiero hablar de la terrible crisis que está sufriendo el socialismo a nivel mundial; me quedo en casa, puesto que, como siempre digo, hay que empezar a reactivarse, a recomponerse desde dentro. No podemos mirar hacia afuera y consolarnos con la situación externa. No somos borregos, no somos de derechas, SOMOS SOCIALISTAS y nuestro partido se creó para defender al Obrero y llevarle a primera plana de la sociedad, ¿tan difícil es de entender? (y asumo que vuelvan a decirme otra vez algún improperio del calibre de "¿te crees la refundadora del socialismo?", cuando lo único que intento es que volvamos a nuestro camino inicial).

Hay alternativas, NO RESTRINGIR, SÍ RECAUDAR: retomemos el Impuesto de Patrimonios; establezcamos la Ecotasa; repasemos los impuestos para transacciones financieras; renunciemos a la privatización de la SS y la Educación, canalizando las ayudas que se les da, Y QUE SON EMPRESAS PRIVADAS QUE BIEN SE PUEDEN FINANCIAR SOLITAS, para llevarlas a lo Público, para remodelar, modernizar y hacer fructíferas sus cuentas y su debido funcionamiento.(Por no hablar de recortes en el Ministerio de Defensa que, creo, vendrían también muy bien)
¡ESCUCHEMOS A LOS COMPAÑEROS QUE TIENEN IDEAS, MUY BUENAS ADEMÁS! y no nos dejemos cegar por la corriente que nos llega desde los países gobernados por la derecha.
Desde mi más "pava adolescencia" creí que el socialismo era la piedra fundamental para establecer un mundo donde se respetasen los Dchos. Humanos, cuyo primer valor entiendo que es la Igualdad, puesto que sin ella no hay posibilidad de ningún otro Dcho. que sea tomado en cuenta de la manera debida.

Para el 15 y 18 de este mes, los sindicatos UGT y CCOO han convocado diferentes manifestaciones y actos con el fin de seguir luchando en contra de las últimas reformas que debilitan a la clase obrera. Yo me sumo a todas ellas, como socialista que soy. Hay que lanzar un grito, lo suficientemente alto, para que el Gobierno presidido por Jose Luis Rodríguez Zapatero, vuelva a las políticas que con tanto esfuerzo se emprendieron en nuestro país.

Y no quiero meterme con la Ley de la Memoria Histórica...y los asesinados y represaliados que aún no han visto conseguida la Justicia que se les debe..
(Hoy, desde luego, mi blog no es para Alegrías)